09 junio, 2012

Hitman: Absolution Causa controversia


Aparentemente el nuevo trailer de Hitman: Absolution ha levantado cejas y enojado a algunas personas por el hecho de mostrar al Agente 47 masacrando un grupo de monjas.

De acuerdo, no son verdaderas monjas sino asesinas listas para dar fin a la vida de este pobre clon sin pelo, quienes tras remover la mayoría de sus “hábitos”, revelan un vestuario bastante fetichista que no serviría de mucho si se está en una misión para acabar con uno de los hombres más peligrosos del mundo (y de hecho no les sirvió de nada).

Estas escenas, se quejan algunos, está lejos de lo que el juego en verdad ofrece, como la posibilidad de elección en cuanto a matar al menor número de personas ya que el trailer no refleja esto, o el carácter de sigilo que define al título. El fetiche de cuero y las ropas religiosas tampoco ayudaron a la opinión colectiva.
Tore Blystad, director de IO Interactive para Hitman: Absolution declaró:
fue un shock cuando obtuvimos las respuestas al trailer. Honestamente no queríamos ofender a nadie, éste es un juego que tiene sus raíces en un universo extremo más o menos caricaturezco. […] no sentimos que estuviéramos haciendo algo nuevo, fue sólo una parte de todo el ADN del título, pero más al estilo grindhouse.
También recuerda que los jugadores tienen el poder de elección y que cuando lleguen a esta escena en el juego, pueden escoger actuar de forma totalmente diferente, básicamente diciendo que la escena en cuestión fue eye candy o “sólo para impresionar”.
A veces tu propio juicio no significa nada. Cuando lanzas algo, puede tomar cualquier dirección. Todo lo que puedo decir es que no quisimos ofender a nadie, y lo lamentamos.
No sé exactamente qué es lo que ha ofendido a los observadores; la utilización de íconos religiosos, la violencia, las asesinas poco realistas o que tal vez el trailer no refleje lo que Hitman: Absolution en verdad tiene que ofrecer. ¿O acaso toda esta controversia es una gran exageración? ¿Qué opinan?




0 comentarios:

Publicar un comentario